Los vehículos nuevos pasarán un test medioambiental antes de matricularse

coche

 

Garantizar que los vehículos nuevos son seguros y protegen el medio ambiente. Éste es el principal objetivo de la nueva normativa europea sobre matriculación, que entró en vigor el pasado 1 de septiembre. Se trata de los reglamentos de la Comisión Europea, (UE) 2018/1832 y el (UE) 2017/1151, que establece un nuevo procedimiento de ensayo para medir las emisiones de CO2 y el consumo de combustible de los vehículos ligeros denominado WLTP (World Harmonised Light Vehicles Test Procedure), que sustituye al New European Driving Cycle (NEDC).

Por tanto, sólo se podrán matricular vehículos nuevos de las categorías M1, N1 clase I, N1 clase II, N1 clase III y N2 si sus emisiones de Co2 cumplen los preceptos y requisitos establecidos por el nuevo procedimiento de medición WLTP.

Según fuentes de la Comisión Europea, esta nueva legislación de la Unión sobre homologación de vehículos pretende conseguir que tanto los vehículos nuevos, como los componentes y las unidades técnicas independientes que se introduzcan en el mercado proporcionen un elevado nivel de seguridad y protección medioambiental.

Procedimiento para liberar stocks

Con el fin de que las marcas y concesionarios puedan liberar stocks, se permitirá matricular aquellos vehículos que sean incluidos en un fin de serie, autorizado por la autoridad de homologación, en el caso español el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En este sentido, la DGT esta implementando una serie de validaciones en los procesos de matriculación, para identificar a los vehículos que forman parte de estos fines de serie de los fabricantes y que se puedan seguir matriculando.

Por su parte, los fabricantes deben enviar a la DGT los listados de bastidores fin de serie que han remitido al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ya que los bastidores que no están incluidos en dichos listados están siendo o serán bloqueados.

En definitiva, los vehículos homologados de acuerdo con el antiguo ciclo NEDC y cuyos bastidores estarán bloqueados por la entrada en vigor del nuevo reglamento podrán ser matriculados pero siempre que aporten un certificado que acredite que dicho bastidor forma parte de un fin de serie autorizado.